Una bonita iniciativa. Un gran paso para ellos que tanto y tanto nos ayudan en el día a día. ¿Por que no se merecen tener una buena jubilación? Enorabuena y esperamos que todos estos amigos descansen y disfruten de sus últimos años en buenas familias.

Una agente del CNP (Cuerpo Nacional de Policía) crea un proyecto para buscar familia a estos canes tras servir durante años en las fuerzas y cuerpos de seguridad

Un pastor alemán, de precioso pelaje, sentado de tal forma que hace gala de su buen porte, educado y entrenado para actuar bajo las indicaciones de su guía. Probablemente esa sea la imagen que evoque nuestra mente cuando hablamos de un perro policía. Están especializados en la detección de drogas, de explosivos o en salvar a personas. Los hemos visto fieles a ‘su’ agente de la Guardia Civil o de la Policía, nacional o local. Pero, ¿qué sabemos de ellos? ¿Qué ocurre con un perro policía cuando se jubila?

Esa misma pregunta se hizo María Isabel Monteagudo, agente del CNP (Cuerpo Nacional de Policía) en Alicante, tras conocer en 2013 la historia de  que recibió una medalla al final de su vida por evitar una matanza de ETA en 2009 al detectar una bomba en un coche en Palma de Mallorca. Ajax pasó los últimos días de su vida en semilibertad en el Lobo Park de Antequera. “No concebía cómo podía acabar así un gran héroe, un compañero de la Guardia Civil, peludo y perro, pero Guardia Civil”, afirma la agente del CNP.

Esa espina se le quedó clavada a María Isabel y la idea de hacer algo por ellos no se le iba de la cabeza. En enero de 2015 esa inquietud se convirtió en el proyecto ‘Perros policía jubilados’, una plataforma –y página de Facebook– para buscarles un hogar a estos agentes peludos. Una forma de darles el merecido premio tras una década de servicio, la jubilación; y también una manera de preocuparse por el perro de la tercera edad.

Para leer la entrevista completa y ver las fotos de los ya adoptados: http://alzalapata.ideal.es/2015/04/25/adopta-un-perro-policia-jubilado/