Perros convertidos en comida

A lo largo de todo el planeta cada pueblo y cultura abraza diferentes opciones y tendencias culinarias, si bien una de las que mas nos cuesta entender es la de comer perros. La carne de perro y de gato es uno de los “manjares” preferidos en países tales como las dos Coreas.

Y es que con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang, miles de perros serán sacrificados y convertidos en platos de comida. Afortunadamente la Organización animalista Human Society International ha podido rescatar a tiempo a muchos de ellos.

Cientos de perros rescatados de una muerte segura

Si bien estas prácticas son permanentes en el mercado asiático, con la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno ha habido un repunte en la nada agradable afición de comer perros.

Sin embargo desde Human Society International han conseguido de momento cerrar hasta once granjas de producción, habiendo podido salvar a 90 peludos en la última de ellas.

Un horrible “corredor de la muerte”

Son numerosas las granjas que se dedican en exclusiva a la cría de perros con el único fin de sacrificarlos y servirlos como comida a los restaurantes donde los cocinarán y servirán como parte del menú.

Por si su destino no fuera lo suficientemente terrible también su vida es todo un horror ya que viven hacinados, pasando frío y calamidades en espera de morir electrocutados.

Iniciativas para cambiar la imagen

Como puede resultar obvio la comunidad internacional no ve con buenos ojos esta costumbre de comer perros, al ser la mascota por excelencia a nivel mundial.

Es por ello que el gobierno de Corea del Sur ha querido mejorar esta imagen impulsando ayudas a aquellos restaurantes que eliminaran la carne de perros de sus menús, si bien estas iniciativas han tenido poco respaldo. Los comercios alegan que, una vez finalizados los Juegos Olímpicos y habiéndose marchado los turistas, no quieren perder a sus clientes de siempre.

Un cambio en la sociedad

A pesar tanto de la acción de asociaciones animalistas como de estas iniciativas gubernamentales la única opción real de poder dar un futuro seguro a los perros en estos países asiáticos pasa por conseguir un cambio en sus sociedades. Y es algo que ya ha empezado a ocurrir afortunadamente.

Poco a poco, sobre todo gracias a las generaciones mas jóvenes, la sociedad coreana va tomando conciencia y se esta cambiando la idea de comer perros en favor de la de tener a su lado a la mejor de las mascotas.

Fuente: La Sexta.