Raza de perro Braque de L’Ariége


OTROS NOMBRES: Braque du Midi, Braque de Toulouse.


GRUPO: Séptimo.


ALTURA DE LA CRUZ: de 60 a 67 cm.


CAPA: Manchada o mosqueada de naranja o marrón.


DIFUSIÓN: Sur de Francia.


Origen e historia


El Braque de L’Ariége fue una raza muy extendida en el suroeste de Francia al principio del siglo XX. Desde entonces comenzó un lento declive que hace temer su posible extinción en breve tiempo.

Sus orígenes son muy discutidos. Aunque se conoce su existencia en todo el sur de Francia parece ser que se desarrolló en la región de Ariége.

Algunos atribuyen su creación al señor de Moteau que vivía en el castillo de Molestrol en Ariége durante el reinado de Napoleón III. Sin embargo, sus orígenes son, sin lugar a dudas, más antiguos.

En un cuadro de Desportes expuesto en el museo de caza de Gien ya se presenta un ejemplar del Braque de l’Ariége.

algunos cinólogos piensan que desciende de los famosos Perros Blancos del rey, los cuales, a su vez, podrían descender de un antiguo sabueso y de Bayde, una perra de raza braco italiano de Ana de Borbón. Muchos autores italianos mantienen que su braco es el antepasado de todos los bracos.

Comportamiento


Como todos los bracos, el braque de l’Ariége es un perro de muestra, más bien grande y de fuerte constitución (puede medir hasta 67 cm a la cruz) pero muy elegante. Su pelo es corto, fino, muy sedoso y brillante. Tiene la capa blanca y manchada o mosqueada de marrón o de naranja; su cabeza es cincelada con ojos francos e inteligentes, las orejas muy finas y caidas, y el cuello largo.

La espalda y los riñones son un poco más largos que en los demás bracos. La grupa es corta y ligeramente arqueada.

En la caza es muy rápido en la busca. Su marcha favorita es el gran trote. Normalmente está bien dotado para la caza, por la que siente pasión. Su olfato está muy desarrollado. Especialmente adaptado a la caza de perdiz, destaca también en la caza de la liebre. Cobra generalmente de forma instintiva. Es un perro duro que resiste muy bien al frío.

Su carácter es independiente e incluso osco; es un perro peleón. Al envejecer se va volviendo cada vez más irritable.

ESTANDAR DEL BRAQUE DE L’ARIÉGE


ASPECTO GENERAL

Perro noble, con gran dignidad, elegante debido a su gran tamaño a pesar de su sólida conformación.


CABEZA

Trufa: Rosa o marrón, muy cara, con los ollares abiertos.

Labios: Finos, bien descendidos, sin belfos, dando al hocico el aspecto de cuadrado.

Caña nasal: Larga y estrecha uniéndose al cráneo por en stop ligeramente inclinado.

Cráneo: Más estrecho que redondeado, pero aun así bastante ancho y arqueado, protuberancia occipital muy pronunciada.

Ojos: De mirada tierna, bien abiertos, francos e inteligentes.

Orejas: Muy finas, largas, en forma de tirabuzón, implantadas por encima de la línea de los ojos y hacia atrás, desprendidas de la cabeza.


CUELLO

Largo, elegante, bastante fuerte y con un poco de papada.


EXTREMIDADES ANTERIORES

Hombros rectos y algo planos, anchos. Brazos firmes y musculosos. Antebrazos rectos, con fuerte osamenta, codos aplomados, carpos algo largos y ligeramente oblicuos.


CUERPO

Pecho ancho y profundo, desciende hasta el nivel del codo. Espalda algo larga, ligeramente convexa. Riñón un poco largo, arqueado, bien musculado y bastante ancho. Grupa un poco inclinada. Flancos lisos y bastante descendidos.


EXTREMIDADES POSTERIORES

Muslos rectos, descendidos, musculosos, aplomos excelentes. Corvejones nervudos.


PIES

Alargados, de liebre.


COLA

Implantación un poco baja, larga y a menudo fuerte.


PIEL Y PELO

Piel bastante fina. Pelo sedoso, blanco mate moteado. Con manchas naranjas, a veces marrones, nunca simétricas, algo moteada bajo el pelo. Algunos perros únicamente tienen estas últimas manchas.


ALTURA DE LA CRUZ

De 60 a 67 cms.