Una conexión muy especial

No existe duda de la increíble relación que tenemos con nuestras mascotas, y del sueño de poder hablar con perros. Son muchos los sentimientos que nos unen a nuestros peludos amigos. De siempre han demostrado ser nuestros mejores compañeros, su fidelidad inagotable y su amor por nosotros.

Por ello ¿quien no habla con su mascota?. Seguro que nadie que lea estas lineas no le ha contado a su perro lo duro que ha sido el día en la oficina, o lo mucho que le gusta una persona, o lo que va a preparar de cena, o que ambos van a dar un buen paseo. Todos queremos poder hablar con perros porque ellos son nuestro mejores y mas fieles amigos.

De que manera hacerlo

Recientemente la Universidad de York ha publicado los resultado de un estudio en el que observan de que manera debemos hablar a nuestra mascota. En el mismo compararon la respuesta de los perros ante las palabras de sus amigos humanos. A unos se les hablaba de una manera muy exagerada, utilizando un tono muy agudo, tal y como se habla a los bebes. A otros les hablaban de una manera mas natural, como a cualquier adulto.

Los resultados fueron muy claros: los perros a los que se les hablaba como a bebes prestaban mucha mas atención. Con ello se establece una relación mucho mas profunda entre perro y humano, mejorando la unión de ambos.

Según el estudio la manera correcta de hablar con perros es acortar nuestras frases, hacerlas mas simples y fáciles, y por supuesto utilizar un tono agudo.

Nuestros mejores amigos

Afirma el estudio que tantos años de contacto y unión entre perros y humanos ha permitido que nuestros peludos amigos puedan llegar a entendernos al mismo nivel que hace un bebe humano.

Mas allá de eso, y retomando que todos hablamos con nuestro perro ¿alguien no lo hace con dulzura y cariño?. Y es mas ¿a que todos sentimos que nos entienden cuando les hablamos?. Esa mirada atenta a todo lo que les decimos transmite su amor y comprensión hacia nosotros. Y aunque esta bien que lo diga un estudio, realmente es algo que todos los que tenemos un perro en casa ya sabíamos. Por algo son nuestros mejores amigos.

Fuente: El nuevo día