¿Cómo VEN LOS PERROS?

Los visión de los perros se ha desarrollado hasta llegar a como la conocemos hoy. Al perro se le conoce como un cazador crepuscular, es un animal especializado en la caza con baja luminosidad es por eso que necesita una visión adaptada a esa luz, pudiendo distinguir el movimiento de su presa en la oscuridad, esta condición hace el efecto de lo que conocemos como ojos brillantes o luminosos en la noche.  Es por eso que los perros tienen una visión diferente a la del ser humano.

Los recientes estudios sobre la visión de los perros, ha demostrado que al contrario de lo  que se pensó durante muchos años no solo ven en blanco y negro sino que ven los colores azul-violetas como azul y los verdes, rojos, amarillos y verdes-amarillentos son percibidos como amarillo.

El perro ve básicamente dos colores (visión dicromática), es por tanto que se diferencia de los humanos que ve todos los colores (visión tricromática).

La posición de los ojos de los perros es más lateral que en los humanos, es por tanto que lateralmente tienen una visión más amplia pero se reduce la percepción de distancia y profundidad, no distinguen tantos detalles como el humano.

Para el perro todo es más brillante aunque menos detallado, ven mejor los objetos en movimiento que los fijos y su campo visual es mayor. Este tipo de visión satisface perfectamente las necesidades del perro.

Teniendo además para completar la información que recibe del mundo exterior tanto el olfato como el oído donde poseen mayor agudeza que los humanos.

Enfermedades más típicas en los ojos del perro:

La conjuntivitis Es una inflamación de la conjuntiva, la mucosa que recubre externamente el ojo, la cara interior de las pálpebras o párpados y el tercer párpado. En condiciones normales, es rosada.

Las Causas: Entre las más comunes podemos reconocer el frío y las corrientes de aire, el contacto con un agente que produce alergia, virus, bacterias. El polvo y cuerpos extraños que entran en el ojo.

En los cachorros enfermedades como el moquillo pueden causar conjuntivitis.

Síntomas: Veremos enrojecimiento de la mucosa, el perro presentará intolerancia hacia la luz, cerrará continuamente los ojos y tendrá exceso de lagrima.

Puede tener también legañas de color blanquecino, verdoso o amarillento.

Tratamiento: Los colirios especialmente destinados a este fin suelen funcionar bien (siempre con prescripción veterinaria) mostrando grandes resultados en pocos días.

La Catarata Es cuando existe la opacidad del cristalino. Esta estructura, que se encuentra detrás de la pupila, normalmente se presenta transparente, pero, por condiciones diferentes, puede volverse de un color blanquecino o azulado.

Para apreciar bien la catarata se necesita de baja luminosidad donde la pupila está mas dilatada y es más fácil de percibir, ya que la catarata se encuentra detrás de la pupila.

Causas: El avance de la edad es la causa más común de catarata, ya que se suele asociar con la vejez de los perros, aunque existen congénitas y juveniles que no debemos olvidar. Además existen razas de perros más propensas a sufrirlas tales como, cocker, caniche, labrador, Golden, etc.

▪Síntomas: No se mostraran síntomas hasta que el perro no haya perdido gran parte de su visión. Y como no es el sentido más desarrollado en ellos, será difícil detectarlas. Aunque si nos fijamos bien veremos que el perro ha cambiado alguna de sus actitudes como mostrarse más parado, miedoso, agresivo, etc.

Si nos fijamos en el ojo con poca luminosidad veremos la pupila blanca, lo que nos hará pensar que tiene cataratas.

Si veis cualquiera de estos síntomas por pequeños que parezcan y vuestro perro tiene una edad avanzada, acudir a vuestro veterinario.

Tratamiento: La única forma de luchar contra la catarata será la cirugía, la que actualmente está obteniendo buenos resultados.

Glaucoma Es el aumento de la presión intraocular. Puede causar degeneración del nervio óptico y de la retina, reducción progresiva de la función visual y ceguera.

Causas: Existen dos formas de glaucoma,  una hereditaria y una adquirida. La hereditaria se manifiesta en razas como Cocker Spaniel, Beagle, Pequinés, Husky, Shar Pei y por tanto en los cruces de estas razas.

En la forma adquirida o secundaria las causas más comunes son la uveítis, luxación del cristalino, inflamaciones, infecciones, traumas, hemorragias, o tumores.

Síntomas: La pérdida de visión es el primer síntoma del glaucoma, aunque dada la dificultad para apreciar la pérdida de visión en perros este síntoma es difícil de evaluar y apreciar. La pérdida de visión en perros se empieza a apreciar cuando han perdido alrededor del 80% de visión. Por tanto podemos reconocer, un enrojecimiento del ojo. Si vuestro perro se rasca los ojos con las patas, contra vosotros o con algún objeto debéis acudir al veterinario porque puede causarse males mayores al hacerse daño.

Tratamiento: En todos los casos la visita a nuestro veterinario debe ser lo antes posible, pero en el caso del glaucoma es prioritario ya que su avance es rápido y puede tener unos efectos gravísimos en el perro.

El tratamiento para el glaucoma dependiendo de si es primario o secundario debe ser evaluado por un veterinario teniendo que disminuir la presión del ojo.