Como detectar la fiebre en los perros

Todos sabemos como detectar que una persona tiene fiebre, pero no siempre ocurre igual con la fiebre en los perros. Una persona tiene una temperatura elevada al tacto, suda, tiene dolores en cabeza y extremidades, etcétera. En cambio un perro no muestra esos mismos síntomas y puede ser algo difícil darnos cuenta de su fiebre.

Para reconocer la fiebre en los perros debemos fijarnos en otros síntomas, tanto físicos como de conducta. Efectivamente nuestra mascota se comportará de una manera atípica y por ahí podemos empezar a darnos cuenta que esta malo.




Los síntomas

Normalmente hay varios síntomas físicos que delatan que nuestro amigo tiene fiebre:

  • Nariz caliente o seca
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Temblores
  • Malestar general
  • Quejidos

En cuanto a los síntomas de conducta estos suelen ser:

  • Apenas bebe agua, o no lo hace en absoluto
  • Falta de apetito
  • Duerme mas de lo habitual
  • Se muestra agresivo

La temperatura corporal del perro

 

Por supuesto también podemos detectar que nuestro perro tiene fiebre por su temperatura corporal. En ese sentido debemos tener en cuenta que un perro se mueve en la siguiente horquilla de temperaturas:

  • Entre 38,5º y 38,9º nuestro perro esta normal, no tiene fiebre alguna
  • A partir de 39º comienza a tener décimas de fiebre
  • Hasta 40,9º la fiebre va en aumento. Lógicamente a mayor temperatura peor se encontrará nuestro perro.
  • A partir de 41º la fiebre es crítica. La salud de nuestra mascota esta gravemente comprometida, pudiendo llegar a morir.

Para detectar la temperatura de nuestro peludo amigo podemos utilizar un termómetro convencional.




Como tratar la fiebre en los perros

Uno de los síntomas que mencionamos anteriormente es que nuestro perro no beberá agua. En ese sentido es fundamental conseguir que lo haga, toda vez que la hidratación del cuerpo es muy importante. Para ello debemos insistir a nuestro amigo en que beba algún líquido. Si sigue sin hacerlo podemos probar a suministrarle agua con una jeringa, o a darle algún tipo de caldo de ave o pollo que le pueda resultar mas rico y que le haga beber.

También podemos bañar con agua templada a nuestra mascota. Tal y como ocurre con las personas esto hará que su temperatura disminuya. Eso si, es importante asegurarnos de secarle completamente a continuación, lo último que queremos es empeorar su situación si coge mas frío aún.

Si nuestro amigo no para de temblar podemos cubrirle con una manta. De igual manera podemos abrazarle para transmitirle tranquilidad a la vez que le ayudamos a superar esos temblores.

En cualquiera de los casos, tanto si intentamos o no alguna de estas posibilidades, lo mejor es acudir al veterinario. Él podrá ver rápidamente en que estado se encuentra nuestro perro y ponerle el tratamiento mas adecuado.


zooplus.es

No olvides

 

Hay que estar atento a los posibles síntomas que muestre nuestro perro. Saber reconocer que nuestra mascota tiene algún tipo de problema de salud nos permitirá tratarle lo antes posible.

No dejes de llevar a tu perro al menor síntoma de tener fiebre. Como hemos comentado la fiebre en los perros no se desarrolla igual que en los humanos, y si no la tratamos a tiempo y sube demasiado puede llegar a ser incluso mortal. Cuida de tu perro al máximo, tal y como él hace contigo.