LA ORUGA PROCESIONARIA UN PELIGRO PARA NUESTRAS MASCOTAS

Cuando se va el frio y aparece el sol despiertan estos seres que llevan desde verano en lo alto de los pinos.

Si vamos por una zona de pinos encontraremos en ellos bolas blancas, es ahí, donde residen estos animales causantes de muchos problemas para perros y humanos.

Entre los meses de febrero y abril es cuando se pueden ver por el suelo en procesión (de ahí su nombre). Y por tanto, cuando más precaución hay que tener.

A QUIEN AFECTA ESTA ORUGA?

Afecta a perros y humanos que entren en contacto con los pelos que tiene la oruga que son los que poseen la sustancia tóxica.

Pero sin duda los perros y niños tienen mayor peligro ya que les llamará la atención e intentaran tocarlas.

FORMAS DE SUFRIR EL ATAQUE DE LA PROCESIONARIA?

Para los perros la forma en que se mueven, en fila y con un balanceo peculiar hace que les llame la atención y se acerquen para intentar jugar con ellas.

Las formas mas típicas de contacto por tanto, son las patas delanteras, el hocico y la lengua (al intentar morderlas)

QUE SINTOMAS APRECIAMOS EN NUESTRO PERRO POR LA ORUGA PROCESIONARIA?

Dependiendo de que parte del animal haya entrado en contacto con la oruga así serán los síntomas.  Los más típicos son:

  • En las patas: será una simple urticaria en la dermis, esta reacción es muy molesta ya que provoca muchos e intensos picores al animal.

Intentará lamerse, morderse y rascarse toda la zona y estará inquieto, el picor se le hará insoportable.

  • El hocico o la lengua: Está es muy peligrosa. Si vemos a nuestro perro intentarse rascar con las patas delanteras o llevar la cabeza arrastrándola por el suelo, si esta inquieto, es que ha sufrido el ataque de la procesionaria.

Produce hirpersalivación, y la lengua se empieza a inflamar y a tornar a un color morado.

Puede provocar asfixia en el animal en muy poco tiempo.

Si no se pusiera remedio rápido el animal podría tener convulsiones y la muerte en menos de 4 horas.

TRATAMIENTO DE LA ORUGA PROCESIONARIA

Cuando veamos a nuestro animal con esos síntomas es importante tener en cuenta que a los seres humanos también les provoca reacciones adversas por eso hay que a la hora de tocar al animal hacerlo tomando precauciones para no sufrir las mismas consecuencias que nuestro perro.

No existe un tratamiento específico que le podamos dar en casa a nuestro perro,  lo más importante es que si hemos estado paseando por algún pinar y notamos alguno de los síntomas anteriormente mencionados acudamos lo antes posible al veterinario ya que este en función de lo avanzado de la reacción y de la salud y estado del perro optará por suministrarle lo mejor.

Aunque siempre se tratará con corticoides.