Es de estas historias que nos demuestran que el ser humano es todo menos humano.

Una estadounidense afincada en Torremolinos (Malaga) desde hace años, Angela que así se llamaba vivía en esta localidad en su mansión junto a su gran amor, los perros.

Y es que tenia esta debilidad, un amor inmenso hacia estos animales.




Así que, cuando vio que se acercaba su hora decidió dejarlo todo atado para que sus animales recibieran toda su herencia.

Nombro herederos a sus 125 perros y ese dinero lo gestionaría la gente que trabajaba hasta entonces para ella.

Pero con el paso de los años todo ha sido distinto a como Angela había soñado, según denuncia una protectora de bienestar animal de Málaga, los perros viven en la perrera de los horrores donde su antigua directora Carmen Marín cumple condena por matar a miles de perros, estos animales viven hacinados, sin nada que les proteja del frío ni del calor, no disponen de veterinario ni de cheniles como Angela quería.

Según denuncia esta protectora los trabajadores responsables de proporcionar a los perros todos los cuidados necesarios con el dinero que habían heredado está viviendo a costa de ellos. No dándoles lo que así se dijo y reponiéndolos para seguir viviendo del cuento.

Angela lucho por sus perros, les dio la mejor de las vidas y todo tipo de lujos para que no les faltara de nada y consiguió salvar y cuidar como nadie a cada uno de ellos, pero sus sueños una vez fallecida han sido destrozados una vez mas por la maldad y el egoísmo humano que como siempre pagan los mismo, los perros.

Y desde aquí os hago una reflexión como siempre en cada articulo, ¿De verdad tanto les costaba cuidar como hasta el último día a esos queridos perros? ¿ Tanto poder tienen unos miles de euros como para sacrificar la vida y el deseo de animales y personas? 




Si esto es así que asco de humanidad, ¿Os imagináis que vosotros hubierais estado a cargo de la herencia y los perros? Yo desde luego lo tengo claro, además de cuidar a estos 125 perros hubiera invertido en salvar a mas y mas perros, pero siempre tiene que caer en malas personas que cada día vemos que hay mas.

Espero que se haga justicia porque solo imaginar lo que siente cada uno de esos perros me retuerce el estomago.

Podéis ver la noticia completa en: El Español