Modificaciones en la Ley

El Gobierno de Castilla La Mancha ha tenido en cuenta recientemente las alegaciones que la Federación de Caza realizó sobre la Ley de Bienestar Animal. Con ello se han modificado artículos de manera que se beneficia a los que participan en actividades cinegéticas.

Así a partir de ahora los perros de caza de las rehalas quedan excluidos de lo estipulado en la Ley.

En una primera redacción era obligatorio esterilizar a los perros de perreras, jaurías o rehalas no dedicadas a la cría. Sin embargo ahora ya no tendrán que hacerlo, pudiendo seguir criando bajo sus propios criterios.

Una Ley ¿de Bienestar animal?

Con todo lo anterior, y para alegría de cazadores y rehalas, se consigue que los perros dedicados a la caza no estén protegidos por los artículos de una Ley que, supuestamente, debiera beneficiar, ayudar y proteger a todos los animales ¿o acaso no es eso lo que reza su propio título?

Desde los sectores de la caza se indica lo beneficioso de estas modificaciones ya que sino se “ponía en riesgo la viabilidad de la caza con perros en Castilla-La Mancha”. 

Y ahora cabe preguntarse quien cuidará de la cría descontrolada, abandonos, sacrificios y todo lo que “curiosamente” ocurre alrededor del mundo de la caza. Obviamente las leyes de Castilla La Mancha no serán quien cuiden y protejan a estos animales.


zooplus.es

Aún se piden mas modificaciones

Pero no terminan ahí las alegaciones realizadas desde los sectores cinegéticos. Además de lo anterior también se solicita que se admitan prácticas como el tiro al Pichón y Codorniz.

También se solicita la rebaja de las sanciones por infracciones a esta Ley de Bienestar Animal. Entienden desde los sectores de la caza que las estas resultan desproporcionadas.

Insisten en afirmar que de no atender a estas alegaciones se estaría “poniendo en riesgo la tenencia misma de animales”, hablando siempre de las rehalas y los sectores de la caza. Según dicen mantener las prohibiciones sobre las modalidades de caza nombradas, y las actuales sanciones sería “mantener un evidente espíritu animalista”.

¿Pero no se trata precisamente de eso?. ¿Se puede entender una Ley de Bienestar Animal que no luche y proteja los derechos de los animales?. Evidentemente algunos no lo tienen nada claro.




Fuente: 20 minutos