MOQUILLO CANINO

Una enfermedad vírica altamente contagiosa, que se propaga rápidamente. Posee unas extraordinarias capacidades de permanencia frente a los agentes externos. Puede sobrevivir en condiciones extremas mucho tiempo.

Existen muchas cepas de este virus por eso sus multiples formas de manifestación en el animal.

A QUIEN AFECTA EL PARVOVIRUS?

El moquillo afecta tanto a cachorros como adultos, pero los cachorros de menos de seis meses son más propensos a dicha enfermedad por tener las defensas todavía en un nivel bajo después de haber sido separados de la madre.

COMO SE CONTAGIA EL MOQUILLO?

Como hemos dicho es una enfermedad altamente contagiosa que se propaga rápidamente entre los perros. El virus se encuentra en las secreciones de un animal infectado y en el ambiente, al ser un virus que está en el ambiente puede ser contagiado cualquier perro que se encuentre en un mismo sitio con uno ya contagiado.

Cualquier artículo, camas, platos, juguetes, etc. Compartidos también sirven al virus para propagarse rápidamente.

Además como hemos dicho es un virus que soporta muy bien el exterior y que puede vivir en el ambiente durante largas temporadas.

Si se detectara un perro contagiado por moquillo que conviviera con mas perros se debería extremar la higiene y por supuesto aislar al animal del resto. Se deberá limpiar la zona escrupulosamente para acabar con el virus y que no se propague sobre el resto de perros.

QUE SINTOMAS PRESENTA EL MOQUILLO?

Los síntomas son muy variados por la cantidad de cepas que pueden aparecer de ese virus pero paso a detallar algunos de los más significativos:

  • Aumento de la temperatura corporal (Fiebre).
  • Una cantidad elevada de secreción nasal (por eso su nombre de moquillo).
  • Trastornos gastrointestinales (diarreas y vómitos) y respiratorios (tos y congestión).
  • Perdida de apetito y por tanto de peso.
  • Desanimo, depresión, tristeza, decaimiento.
  • Si la enfermedad avanza puede presentar cuadros neurológicos como tensión muscular, tics y falta de coordinación.

La enfermedad puede presentarse a partir del 4 día de contagio hasta los 21 días o tres semanas.

Avanza rápido una vez entra en el cuerpo del animal.

Por supuesto,  como siempre no pedidos otra cosa que al menor síntoma se acuda al veterinario más cercano. Él será el que diagnostique la enfermedad y le ponga tratamiento. Como siempre en todas las enfermedades de la rápida actuación puede depender la vida del perro.

TRATAMIENTO PARA EL MOQUILLO:

Siempre que se coja a tiempo existe posibilidad de salir adelante. No existe un tratamiento específico para el moquillo si bien, lo que se suele hacer es suministrar al animal un refuerzo inmunológico para que el propio organismo sea capaz de combatir al virus.

Además de suministrarle lo necesario para combatir la deshidratación y demás efectos secundarios provocados por la enfermedad.

Si consigue salir adelante puede presentar síntomas semanas o meses después.

Si la enfermedad se trata ya avanzada el sistema neurológico del perro habrá sufrido consecuencias de por vida en mayor o menor medida.

Existe la vacuna para el moquillo que se suministra a los 60 días de vida (siempre dependiendo del caso y según nos diga el facultativo). Es una vacuna preventiva que la gente no debe pasar por alto.

Como siempre decimos tener a un perro vacunado es importantísimo y debemos concienciar a la gente de lo necesarias que son dichas vacunas.