Supondría dejar sin hogar a 150 animales

La peor pesadilla de la protectora SOS Animales Sagunto se ha hecho realidad. La Consejería de Vivienda y Obras públicas ha ordenado el cierre de su refugio por carecer de licencia municipal. En este refugio viven actualmente cerca de 150 animales entre perros y gatos.

La protectora SOS Animales Sagunto lleva 7 años rescatando, recuperando y ayudando a encontrar un nuevo hogar a miles de perros y gatos que han conocido el abandono y el maltrato. Sin embargo los terrenos donde se ubica el refugio están catalogados como suelo agrícola.

Es por ello que se les prohíbe continuar realizando la actividad allí, sin pensar en el futuro de los pobres animales.

La protectora intenta cambiar la situación

La asociación intentaba cambiar la calificación de los terrenos, aprovechando una revisión del Plan de Ordenación Urbana que el Ayuntamiento de Estivella (donde se ubica la protectora) esta preparando, sin embargo la orden de cierre del Consell ha llegado antes.

Estamos desolados ante la posibilidad de tener que encontrar un hogar a casi un centenar de perros, en menos de 30 días, tarea imposible totalmente. No podemos devolver a esos animales a la calle, además de ilegal sería ir en contra de nuestros principios

La protectora ha trasladado este problema a sus abogados, además de solicitar reunirse con diversas autoridades. Con ello se intenta conseguir evitar el cierre del refugio. También han iniciado una campaña en la web Change.org para reunir apoyos contra el cierre.

A la espera

Por el momento la protectora confía en conseguir paralizar el cierre y poder regularizar su situación.

Esperamos que finalmente se paralice la resolución, nos den tiempo para soluciona el problema. Aquí no causamos molestias, nuestra actividad es solidaria y nuestro impacto ambiental es positivo

Confiemos en que así sea, estamos hablando de una protectora con gran prestigio que ha ayudado a mas de dos mil perros a encontrar un nuevo hogar, y que estamos seguros que lo seguirán haciendo en el futuro.

Fuente: Levante