Bikejoring

Práctica deportiva consistente en montar en bicicleta junto con tu perro. Junto a nuestro mejor amigo formamos un equipo, el humano montado en la bicicleta y nuestro peludo corre por delante sujeto a alguna parte de la bicicleta tirando de nosotros.

Sin duda una excelente manera de practicar deporte, especialmente indicada para perros con mucha energía, a los que podremos dar una buena manera de desfogarse mientras ambos mejoramos nuestra salud y condición física.

Orígenes

El bikejoring es una modalidad del deporte conocido como mushing, actualmente adscrito a la Federación de Deportes de Invierno, y cuyo origen es el tiro de trineo con perros.

Esta práctica se inició por las tribus nómadas que vivían en las inmediaciones del Círculo Polar Ártico, en la región de Alaska, y se movían sobre sus trineos tirados por perros, quienes les transportaban y les ayudaban a cazar.

A partir de aquí se desarrollo el Mushing, que incluye prácticas tan diversas como el Canicross (correr) o el Skyjoring (esquí de fondo), siempre con nuestro perro.

Material necesario

Para realizar bikejoring necesitamos un material muy específico que asegurará, por un lado que nuestra mascota disfruta de la actividad sin dañarse lo mas mínimo, y por otro que practicamos la actividad adecuadamente. El equipo mínimo sería el siguiente:

Lo fundamental es un arnés especial llamado crossback para nuestro perro, el cual dada su forma y características distribuye la fuerza y el tiro a lo largo de todo el cuerpo del can, aprovechando todo su empuje e impidiendo que ninguna zona sufra daño alguno.

Cuando son dos los perros que tiran de la bicicleta se utiliza un elemento denominado neckline, el cual une los arneses de ambos perros.

Al arnés de nuestro amigo le enganchamos una linea de tiro elástica que incluye un amortiguador para impedir tirones y proteger la espalda de nuestro perro, la cual es la que se engancha a la bicicleta.

Por último para el humano no se precisa de un equipamiento especial, si bien es recomendable el uso de un casco para evitar daños en caso de caída.

Nuestro perro

Es importante que el perro esté en buenas condiciones físicas, lógicamente le vamos a someter a un ejercicio de cierta intensidad por lo que debemos evitar emplear cachorros menores de 18 meses así como a perros mayores de 10 años.

Para la práctica de este deporte a nivel competición se requiere que los animales superen un control veterinario previo a la carrera, además de contar con la cartilla veterinaria al día, incluyendo la antirrábica y la polivalente, entre otros.

Se recomienda en cualquiera de los casos llevar agua suficiente para poder dar de beber a nuestro perro y mantenerlo así hidratado.

Resumen

Sin duda una manera muy divertida de ponernos en forma junto con nuestro perro, formando un equipo con él que reforzará nuestros lazos de amistad y nos hará mejorar nuestra salud, además de quemar grasa y energía!