Esa es la nueva ley en Portugal que se confirmaba el otro día después de dos años de lucha, ya que en el país vecino se sacrifica un animal en las perreras cada hora.

Una situación alarmante que se intenta frenar con esta nueva ley.




Los ayuntamientos han tenido dos años para realizar campañas de esterilización y control del crecimiento animal y aunque todo el dinero destinado a dichas campañas no se ha utilizado bien la ley es necesaria.

¿No se pueden seguir sacrificando animales sanos pero si no dejan de llenarse las perreras que hacemos?

Los datos y números son alarmantes, hay una superpoblación que no encuentra dueño que inundará de animales los centros.

Una buena reflexión que hace “el pais” es: ¿Que es más digno morir o vivir enjaulado toda una vida?




Podéis ver la noticia completa en: https://elpais.com/elpais/2018/08/31/opinion/1535717291_854064.html

Pero como reflexión propia os diré que no creo que sirva de nada una ley así sin cambiar la mentalidad de la gente, sin hacer buenos controles de natalidad. Creo que habría que atajar el crecimiento antes que llenar las perreras de animales que allí no serán nunca felices.

Un perro o un gato son felices en familia, al lado de un humano que les quiera