Prohibido cortar rabos, orejas ni regalar animales… los animales de compañía están de enhorabuena ya que a partir de febrero del 2018 verán como se les reconocen muchos derechos y pasarán a estar protegidos legalmente de una manera mucho mas amplia de lo que estaban hasta ahora.

Concrétamente quedaran prohibidas prácticas tales como:

  • Cortar rabos, orejas o cualquier otro tipo de amputación estética (únicamente estarán permitidas por razones de salud o para su esterilización, y siempre realizadas por un veterinario o persona competente)
  • Cualquier tipo de intervención quirúrgica será realizada con la correspondiente anestesia del animal, suministrada por un veterinario.
  • Los sacrificios de animales de compañía solo podrán ser realizados por veterinarios (salvo casos de extrema urgencia por grave sufrimiento del animal), y siempre con un método que no le suponga dolor y que asegure su muerte. Quedan prohibidos cualquier método que suponga la asfixia o el ahogamiento del animal, o el uso de drogas y venenos o la electrocución, siempre que no vaya precedida de la pérdida total de conciencia.
  • Se fomenta el control de la natalidad a través de sistemas de esterilización.
  • Queda prohibido regalar animales como premio o recompensa de ninguna de las maneras. Se prohíbe regalar animales a menores de 16 años de edad si no es con consentimiento expreso de sus padres o tutores.
  • Se regulan aspectos tales como: tenencia de mascotas, adiestramiento de las mismas, mantenimiento de los animales, comercio con los mismos, responsabilidades de los dueños etcétera.

La fecha señalada es el día 1 de febrero del año 2018, en ese momento entrará en vigor en España el Convenio Europeo sobre Protección de Animales de Compañía. A partir de ese momento la legislación sobre animales domésticos cambiará sensiblemente en todo el territorio español, ya que las distintas Comunidades Autónomas así como los Ayuntamientos que cuenten con ordenanzas o leyes que regulen la protección de los animales de compañía deberán ajustar las mismas a lo que señala este Convenio Europeo.

Buenas noticias a nivel legal que, si bien es seguro que no cubrirán todas las necesidades de protección de los animales de compañía, si que son un buen punto de partido para que haya una base legal a nivel nacional.

Ahora como siempre la pelota quedará en manos de los propios dueños, y demás personas que en un momento dado interactuen con cualquier animal ¿seremos capaces de convivir con nuestras mascotas, protegerlas, cuidarlas y darlas la calidad de vida que se merecen?

Fuente: Europa Press