Somos muchas las personas que sentimos un amor muy especial por nuestros perros, en ocasiones tanto o mas que por otras personas aún de nuestro entorno mas cercano. Ahora un reciente estudio afirma que muchas personas tratarían de salvar a un perro la vida antes que a un humano.

Para realizar este estudio la organización Harrison´s Fund llevó a cabo una serie de experimentos que trataban de medir la respuesta de las personas ante las mismas situaciones dramáticas sufridas o bien por personas, ya fueran adultos o niños, o bien por perros.

Los experimentos

Uno de estos experimentos consistió en publicar un anuncio con la imagen de un niño pequeño y solicitar en ella una donación a cambio de salvar al menor de una muerte dolorosa.

A la vez se publicó la imagen de un perro con cara de susto incluyendo el mismo mensaje que para el niño.

El resultado fue claro: el anuncio del perro recibió mas donaciones que la imagen del niño pequeño.

 

Imagen de Porque salvariamos antes a un perro que a una persona

Otro experimento, realizado por la Northeastern University, consistió en entregar a mas de 250 personas un periódico con una noticia falsa, concretamente con el supuesto ataque de un desconocido armado con un bate a diferentes víctimas: un adulto de 30 años, un bebe de un año, un perro de 6 años, o un cachorro.

Los resultados de este experimento fueron de nuevo esclarecedores: la mayor parte de la gente sentía mucha mas empatía hacia los perros y el bebe que hacia el adulto, toda vez que entendían que este era capaz de defenderse por si mismo.

Estos estudios indican que afectívamente sentimos, cuando menos, el mismo cariño hacia nuestras mascotas que hacia otras personas de nuestro ámbito mas cercano. Además también insinúa que les vemos mas vulnerables y es esto lo que despierta nuestra compasión por ellos.

¿Que opináis?

¿Arriesgaríais vuestra propia vida para salvar la de un perro? ¿antes que la de otra persona?

En Animalcan tenemos claro que un perro es mucho mas que una mascota y mucho mas que un amigo… es uno mas de nuestra propia familia, y como tal haríamos lo que fuera por ellos.

Fuente: La Vanguardia.